Destacado

Limona

Este es el extracto de la entrada.

Anuncios

 

Limona,1 año. Come y defeca. Te quiere cerca solamente cuando quiere que la acaricien. No la molesten.

parcial domiciliario – Sol Sáez

Raul Cañibaño2.jpg

Raúl Cañibano – Ercilia’s Photographs

DENOTACIÓN:

La fotografía está situada en un lugar cerrado, una casa,  con una luz que recae sobre los dos personajes, en un lugar chico, desordenado y sucio. Ambos miran a cámara. El hombre está detrás de la mujer.  El hombre de la izquierda sostiene una botella, junto con un cigarrillo en la mano y con su mano derecha frente a sus genitales, parado frente a cámara. La mujer en la derecha está en pose, con un pie sobre una silla y el brazo estirado mientras que con el otro sostiene un vaso, también mira a cámara. Ninguno está en el centro, uno se limita hacia la izquierda y el otro hacia la derecha.

CONNOTACIÓN:

Pose:  El hombre está parado frente a cámara y mirando hacia ella. Se muestra su pecho y abdominales enteros, dejando ver así su anatomía en parte, y su mano en sus genitales, otorgando una genitalidad, se está imponiendo como tal, como hombre. Agarra la botella con fuerza, pero el gesto genital es más desenfadado, transmite la fuerza de una virilidad latente. Se impone, no es simpático, expresa territorialidad, exigiendo su reconocimiento como tal.

En cuanto a la mujer, está más cubierta que el hombre y a su vez juega más con su vestimenta , posee rasgos faciales más varoniles, su curvatura da determinada redondez que deja ver sus nalgas, la delimitación de su cuerpo con el fondo muestra la curva de una figura femenina. Sostiene en su mano izquierda lo que es un vaso de alcohol, y se expone a sí misma como desenfadada, sin embargo la musculatura de su pierna y la tensión en su brazo nos puede mostrar a alguien que está fingiendo, que está sobreactuando, sobreactuando de mujer. Su desnudez, su pierna con el vestido levantado dando una direccionalidad de la mirada hacia su sexualidad, su medio seno iluminado que esconde la intención de querer ver más, su oscilación, su poder divino, como divinidad definida por el juego de luces, se presenta como un ser que flota pero a su vez se muestra tenso, incómodo, mostrando su aspiración a un estereotipo y su deseo por cumplir el mismo como condición de su pose, y razón de ser (mujer).

 

Ambos mirando a cámara, creando un campo de colocación casi fuera de campo, hacia, el espectador, que es quien los mira, ellos lo miran también. Hacen partícipe al campo en la foto y fuera de la foto en sí. Se muestran y invitan. El espacio es chico y ellos son delimitados muy bien por el espacio en sí, sin embargo, con su direccionalidad de la mirada, hacen al espectador, la tercer persona de la habitación.

 

Objeto: Los objetos que componen la imágen funcionan como una extensión más del sujeto.La botella que sostiene el hombre, sostenida de una manera frente a cámara tan fuerte y rígida, como él, como complemento de su fuerza característica de su género. A su vez expresa determinado placer, comodidad con un gesto tan sutil como sostener un cigarrillo. Está diciendo mi presencia acá es innegable, es vista, y placentera y cómoda, yo y mi rigidez predominamos frente a la oscilación de curvas que ofrece el sujeto a su izquierda, que otorga presencia a una silla arruinada, en la cual no puede sentarse, pero es buen objeto compositivo para mostrar su pierna en sí, seducir, ser parte de el desfile que presenta el camino de su pierna, casi tan tensa y forzada, como el intento del a silla de ser silla en la imagen.

 

Fotogenia: La fotografía presenta una iluminación natural proveniente desde arriba, es una luz intensa. Reafirma las curvas de la mujer y a su vez hace parte de la profundidad, aunque no del todo, al hombre de atrás. Muestra a la mujer primero y al hombre como partícipe del escenario, pero no en su performance. Crea una atmósfera cálida, incómoda. La luz deja a vista varios elementos del cuarto menos el fondo, casi indistinguible, parece profundidad, hasta una invitación. Muestra a la mujer como un ser superior, en el juego de luces, hasta la perfecta iluminación hace que se contraste su seno, sus articulaciones, su forma oval, redefine su género mediante el juego de luces, hasta le da un relieve la textura de la tela muy griego, clásico seduciéndonos al clásico tipo de belleza griega. Se define a la figura de atrás por su nivel apagado de protagonismo en la escena, en conjunto con su estaticidad, pretende mostrar su presencia allí, su conformidad con el entorno hasta apropiándose del mismo con su analogía de gris respecto al fondo mismo, es decir, la profundidad del lugar.

 

Esteticismo: La imagen está conformada por un ambiente ligado a la privacidad, confrontando dos géneros, mujer y hombre. Por la relación de luces muestra un contraste con la mujer iluminada y al hombre iluminado a medias. Una expresa su divinidad como ser o ser que  ¨intenta¨ ser, el otro muestra su conformidad en las tinieblas.

Muestran la intimidad del género mediante su contraste de genitalidad. Pretende ser íntima, por la profundidad y luces establecidas, pero no lo es.

 

Sintaxis:   Es alotópica, ambos sujetos en el lugar presentado, con esta distancia entre ellos establecida, genera un contraste de significado cultural sexual y la intimidad, privacidad del fondo, que ellos y la luz puesta en relevancia rompen. La virilidad y la feminidad-modificada. No hay relación con los sujetos con el lugar en el que están ubicados. El lugar en principio da una sensación de encierro, pero también de abertura y esta palabra va dirigida a los sujetos en cuestión. Hasta parece incómodo, la privacía que otorga el fondo con la relevancia que le da la luz ofrece esa feminidad expresada de manera subjetiva, que a su vez muestra una sexualidad en su oscilación de redondez tan históricamente anhelada por su indicio de perfección. El lugar, no coincide con la luz y los sujetos que contrastan semánticamente, como he dicho, uno muestra la rigidez de la virilidad y su conformismo por ser mostrándose en torso , por otra parte, otra muestra su necesidad de ser vista a su semejanza, a su idea de ser mujer, más cubierta que el hombre y el ritmo que la imagen establece obedece a ese pedido, dándole el centro de luz, a su performance que contrasta su anatomía. La alotopía está establecida por el juego de luces, difiere el lugar de las figuras, pero en principio crea una conexión semántica entre el lugar y los sujetos que después, en su connotación, rompe.

 

Diseño de Imagen y Sonido – FADU- UBA

1er Parcial – Parcial Domiciliario

Cátedra Gismondi 2018

Sáez López, Sol

PAV 1 TP2 DIPTICO FOTOGRAFICO

 DIPTICO FOTOGRAFICO.

Trabajo Práctico nº2 Proyecto Audiovisual 1

DIPTIK

LO QUE SI SABES.

Mi primera imagen contiene el tema de mi díptico que  es la desolación de identidades, la separación del exterior y el interior . Como somos afuera, y como somos adentro, en casa, con nuestras cosas. Me gusta el “cuelgue”, es decir, ese momento de ida que algunos de nosotros tenemos estando en los lugares habitados, nos vamos, nos quedamos mirando a un punto fijo. Mi intención fue darle un sentido a ese cuelgue.

¿Qué hace que una madre,mujer,transgénero,oprimido,bisexual,homosexual,lesbiana,heterosexual dentro de este mundo que fluye constantemente, pare?

 

El cuelgue lo denomino como una acción involuntaria, nunca nos damos cuenta que nos fuimos hasta que nos hacen volver. En mis fotografías mi individuo no vuelve, desarrollo ese espacio, o intento parar el tiempo mientras va exteriorizando su propia casa, su comodidad. Para marcar un la ida de espacio, la abstracción, me gustó usar el recurso de Fuera de Campo, no sé a qué mira, si hay alguien realmente allí, en ese espacio o en su cabeza. En la Ida se reflejan los pensamientos más profundos, pero exteriorizados en el stop momentáneo.

Quise hacer énfasis en la genitalidad para abarcar a todos los sexos. Me gusta que el guante de látex desteñido parezca un profiláctico, la esencia de suciedad que otorga la toalla desmaquillante. en este caso, la individualidad captada fue la de mi madre, admito que la toallita fue puesta de manera fotográfica-técnica, pero el guante post-teñido es de ella. De su edad, sus 53 y su estética.

 

Tuve que hacer arreglos de luz, que el rostro no se contrastaba mucho, necesité una segunda luz. La idea de luz, iluminando una faceta, y oscuridad contorneando la otra faceta es mi idea de interior y exterior. La luz abarca la primera imagen, el contorno del individuo presenta:

La segunda Imagen es la que muestra la identidad de aquello que no se puede ver en la primera, la desolación. Sentada frente al tacho, el recorte que acentúa una situación determinada de espacio. Relacionada en detalle a los objetos que la constituyen, toalla desmaquillante, guante de látex, bolsa que coordina junto con el color del látex, papel roto en el suelo, piernas abiertas, bata puesta que se une junto con la coloratura del tacho. Afirmando una unión entre objeto y personaje.

 

En cuanto a pose me sorprendió bastante el trabajo, fui desarrollandola entre mis ideas y el cansancio de mamá, que su rutina la lleva a tener dolor de cuello. Ubicó su mano ahi, y a partir de esa consigna la fuimos llevando. La pose tiene algo de apropiación de uno, de caricia a si mismo, quise acentuar mediante ese gesto la mirada interna que el otro tiene de sí, esa mano representa el apoyo que quisiera tener.

 

Como síntesis, las fotos guían al espectador de calor a frío, de exterior a interior. Siempre en el mismo espacio. Ubica al espectador como un intruso, la puerta está abierta pero el sigue siendo el de afuera, porque que que lo que sabe es correcto, pero en la segunda imagen puede que no sea así.

Valores Técnicos:

PRIMERA IMAGEN

 

  • M     
  • Velocidad de obturación:  1/640
  • Diafragma: f4
  • 22 mm
  • Plano apaisado, reencuadre realizado a base de oscuridad, entre puerta y pared.

 

 

SEGUNDA IMAGEN

 

 

  • M
  • Velocidad de obturación: 1/320
  • Diafragma: f5
  • 38 mm
  • Reencuadre

 

 

Mi proceso fue el intento de descubrir que quería expresar, y que se adecue buena los valores técnicos. Entre las consignas y mi idea surgió este resultado. Siempre me moví con miedo, a que sea una imagen denotada, o demasiado connotada. No quería llenarla y tampoco vaciarla. Entre mezcla de ficción y realidad( el gesto adulterado de cansancio, adulterado pero real por ejemplo) quedó esta pieza. Admito que la cámara varias veces me impuso que hacer, pero el resultado es mi lucha constante por entender la técnica. Aún con algunas autocríticas en la cabeza. Mi proceso y su fin, son satisfactorios para mí.

 

“Lo que sí sabés”

Sáez López, Sol

Diseño de Imagen y Sonido

Comisión Juan y Magdalena

Cátedra Gismondi

Proyecto Audiovisual 1

2018

 

El precio del género. Ej 4 pose y objeto

Intente captar la negación inconsciente que algunas mujeres presentan
respecto a los cánones de belleza. Todo lo contrario a una foto con un
determinado Studium, yo quise enfocarme en la desventura de el
concepto social de feminidad. Esta es la realidad de la que supongo que
la sociedad quiere adornada. La quiere con determinada estética,
quieren el sentido puro, pero no les gusta el sentido puro cuando se
trata sobre la feminidad. Asi es, es tedioso, poco cómodo, no como en la
film que una mujer disfruta pintarse las uñas mientras escucha música o
mira el celular. La rutina estética en la mujer, hace eso, estatiza, por
mas esfuerzo que haga una de que le agrade, siempre, se lo va a
considerar sacrificio internamente. Porque en el exterior, la estética, se
compara con higiene, y la higiene es algo que dignifica, que de no
tenerla se destrona a la persona.
Esto es la cara real detrás de la máscara de la publicidad femenina, de
la vida real de una mujer que quiere ser más *femenina*. No mirarse al
espejo indica un algo más. un sentimiento de interioridad, de
profundidad que se niega a reducirse en la típica concepción de una mujer, salida del baño, vestida de blanco, limpia higienizada, que quiere
continuar su camino de limpieza exterior, que incrementa la moral, la
dignificación. Se corre de eso, ve el cuerpo no por el espejo, ve el
cuerpo si no porque lo puede sentir, mas allá de que el espejo esté en
frente se le presenta ante su pensamiento su propia identidad. Creo que
desfasa la idea de mujer-espejo-belleza. Si no que entre la dualidad de
estas dos estructura genera un quiebre.
● 1/500 f 4.5 ISO 3200 22mm
Quise captar la sombra del marco para contrastar entre dos planos, que
pareciera que se está espiando o descubriendo. Un algo, personal.

 

A su vez pretendo que sea vea la realidad de la mujer conocida de consumo. Quise parar el momento en esos minutos en los que yo esperaba a que se me sequen las uñas de manos y pies, a que la cera se seque, a que la ropa se seque, a que la crema cumpla sus 5 minutos, como dentro de ese tiempo no solamente se espera, también se escapa, la identidad de la mujer que solamente es persona más alla de los medios de consumo.

 

 

 

Ej 3. Espacio

Una trago de nada.

DSC_0718 (1)

 

El mensaje denotado al ser una analogía de la realidad, leyendo a Barthes, entendí que no puede ser expresado más allá de lo que es su mensaje continuo establecido por un sentido común consensuado. De hecho, solamente puedo dar lo que tres personas vieron a simple vista de la imagen, como parte de este mensaje continuo social, usando palabras cuyo significado tiene un concepto arraigado:     romántico-nostalgia-relajación.

 

El segundo sentido al mensaje connotado, sin embargo, fue surgiendo a medida que intentaba realizar una fotografía estereotipada, basándome en el concepto socio-visual que tienen las copas de vino. Generalmente utilizadas en escenas románticas, fue mi símbolo universal al cual luego agregué un segundo sentido. La reserva tradicional de signos que posee una copa de vino es romántica, para seducir, utilizada en cenas generalmente de a dos, está relacionada con el disfrute, también la relajación por el grado alcohólico que da paso a las desinhibiciones, tiene enlace directo con las relaciones humanas, en sí, la copa de vino.  Sobretodo en la doxa socio-cultural argentina se puede decir que tiene un significado no-peyorativo. Esférica, espaciosa, lo cual permite mucha cantidad de contenido, aunque lo usual es servir la mitad. De vidrio, traslúcida.

 

Yo usé una sola copa, semi-vacía, una foto(polaroid, por lo cual hay un contraste de tiempo respecto a la  forma de la copa, que no coincide con el formato de la foto que abarca determinada época, no son las fotos con el alcance tecnológico de ahora) que al unirse con el concepto de carta se podría traducir como recuerdo o vivencia del personaje ausente, una carta que no sigue la textura tradicional del papel, sino que está arrugada (aprovecho el paréntesis para explicar uno de los motivos que me inspiró a editar la foto en b&w, jugar un poco con la textura, los pliegues, luz y sombra, que se note de manera puntual que la hoja no sigue el camino lógico de un papel  como se es conocido) es decir, ¿parece luego de pasar al segundo mensaje connotado, una imagen romántica, nostálgica o relajada?. Quise expresar inestabilidad, confusión, que sea difícil de entender a menos que se la mire mas de 20 segundos, que se pueda sentir la confusión mediante la inflexión de ambos conceptos: una copa de vino y un papel. Pero una copa de vino la cual mediante el segundo mensaje se puede ver que fue volcado, un papel que se ve que fue arrugado. Quiero que se vea el maltrato, ya no es solamente una imagen, es una carta maltratada, arrugada, volcada, tal vez ¿intencionalmente? porque la copa en sí está erguida, si la carta estuviera lisa, parecería un accidente, pero, ¿ una carta manchada con vino en un lugar céntrico y arrugada?. Creo que ya el propio sentido común choca con los conceptos que enumere antes sobre una imagen romántica-nostálgica-relajación. El lector va por un viaje en el que las virtudes de la copa de vino se transforman a medida que se propone un seguimiento de la imagen.

Quiero hacer énfasis en la lámpara, siempre intentando que el lector siga determinado camino. Midamos así, la lámpara va resaltando objetos a medida que estos están más cerca de ella, y a su vez le ofrece un camino al lector para poder leer la imagen: 1.  Carta(se refleja más blanco respecto a la superficie que abarca, que es bastante respecto a la foto)  2. Foto (que por su tamaño y poco color blanco queda segunda en el camino) y por último  3. Copa de vino (que aparece en la imagen únicamente por el reflejo esférico que ocurre en la forma de la copa) juega a su vez con los blancos y negros, cosifica en sí a la copa entre tanta oscuridad. Lo cual me lleva al siguiente recurso: luz, oscuridad, profundidad.

El vacío, la absoluta profundidad, crea espacialidad y a su vez la ausencia del mismo, hay soledad y a su vez presencia, reafirmada por el reflejo de luz que aparece, creando un fondo, un segundo plano, un “más allá” con presencia de luz, lo cual hace que no se asuma la oscuridad en su totalidad. Y a su vez, deja a un “algo” solo, lejos, distante, sin algo que lo rodee, dentro de toda oscuridad. Creo que el lector viaja a través del dinamismo que establece la relación de luz-oscuridad.

Para aprovechar la espacialidad, y el formato apaisado ubiqué el lente en 45mm, exactamente 300 dpi con velocidad de 1/250 y el diafragma f 5.6 . La profundidad y la translucidez son mis protagonistas. Ya que el color predominante es el blanco me pareció una buena elección el Blanco y Negro, para definir relevancia, forma, textura. Distancia de 45 mm y F 5.6 para la profundidad, 1/250 para dar paso a el degradé de profundidad pero también definir la luz a través de la copa.

 

 

 

 

 

 

Parte 2. Espacio, Comisión Juan y Magda para PAV I.

 

Sáez López Sol.

 

El señor del peluche

Viernes  27 de abril a las 9:45, Tren Mitre a Retiro.
Me gustó la imagen porque es la total oposición a la imagen que vimos en clase (derecha). Podemos ver a un señor en sus 30 o 40 años, con sobrepeso, acompañado de un bolso y un peluche. Dormido.
Por qué agarra el peluche? No es mejor dejarlo en el bolso? Por qué lo sostiene así?

Recordando lo que vimos en clase voy a resumir un poco lo que yo entendí para poder explicar mejor mi punto de vista:
Cualquier alteración a la motricidad/musculatura de una actividad concreta, es subjetivación, por ende crea una pose intencionada por el autor. Crea historia por el hecho de que desobedece los parámetros del camino lógico de un movimiento/actividad en específica. En este caso, la actividad específica sería dormir, para lo cual es necesario cerrar los ojos, ponerse cómodo y los brazos relajados o no agarrando algo.

 

Porqué el sujeto decide agarrar el peluche de esa forma?. El peluche en sí, el concepto de infancia o de determinada capacidad correspondiente a las edades que abarcan el acto de jugar con peluches sumándole la imagen de un sujeto maduro (en el cual su edad no coincide con la aproximada para usar peluches) .
Las manos cruzadas sobre el muñeco con la intención de contenerlo, abrazarlo, que no se caiga, lo tiene encima de la panza como si fuera a querer tenerlo encima, lo abraza con intención de sujetar y no dejar ir. Un acto infantil para una persona grande es el opuesto a la imagen que vimos en clase de un acto adulto para alguien no adulto, o en otras palabras, un gesto que no alcanza la madurez con la que es equivalente el cuerpo que la realiza, al igual que la nena con el cigarro, un gesto maduro con alguien que debido a su contextura física no se le atribuye tal madurez o conocimiento como el que abarca el fumar un cigarro.